Esta semana Kódigo Malva quiere homenajear a la pirata irlandesa que operó años y que es recordada principalmente como una de las dos únicas mujeres que se sabe que fueron declaradas culpables de piratería en el siglo XVIII, en la época de la edad de oro de la piratería.

anne-bonny-mary-read-cincodaysTambién conocida como Boon, vivió una niñez y adolescencia alejada de la pobreza y obtuvo un buen nivel educativo. Sin embargo, debido a su carácter rebelde, tuvo continuos enfrentamientos con su progenitor hasta que abandonó el hogar para buscar fortuna.Hay que recordar que en aquella época el papel de la mujer se reducía a procrear y cuidar de la familia. Este modelo de vida no agradaba a la futura pirata, como les pasaba a muchas otras. Esta coacción, junto con las historias románticas que se contaban a diario sobre los piratas, provocó que muchas mujeres soñaran en silencio con llevar la vida del pirata, símbolo de la libertad total.

Ella tenía un carácter arrollador, sus modales eran tan vulgares como los de cualquier pirata y, además, era atractiva. Todo esto, provocó que tuviera numerosos escarceos amorosos.

Se enamoró de Jack Rackham, pirata famoso, y en un principio le fue denegado el permiso como mujer para unirse a su tripulación por la creencia de que la presencia femenina en un barco era signo de mal agüero, así que Anne decidió vestirse de hombre para poder subir a bordo con su amante.

La piratería resultó provechosa y al poco tiempo la pareja pirata capturó un barco alemán, donde viajaba otra mujer pirata haciéndose pasar por un hombre. Hay quien asegura que entonces se inició un triángulo amoroso entre los tres, teoría especialmente reivindicada desde los movimientos de liberación homosexual, pero no hay pruebas que apoyen esta hipótesis. De lo que no hay duda es que esa otra mujer se unió a la tripulación y pasó también a la historia de la piratería como Mary Read.

Cuando la tripulación fue capturada, los hombres fueron condenados a la horca, Ann y Mary revelaron su condición femenina y aseguraron encontrarse embarazadas. Como era habitual en tales casos, la inspección médica de una comadrona confirmó el estado y como no podía ejecutarse a una embarazada sino después de haber dado a luz para no matar al nonato inocente, permanecieron presas a la espera pero a los pocos meses, Mary murió de unas fiebres y Anne fue llevada a dar a luz a Carolina del Sur.