kodigomalva.wordpress.com

MEMORIA 2016

En el año 2016 hemos dedicado grandes esfuerzos, partiendo de una trayectoria bastante activa y reivindicativa, a visibilizar los tipos de violencia casi imperceptibles, como son la violencia institucional y la violencia simbólica.

Un año en el que las desigualdades basadas en género han seguido estando presentes a todos los niveles, hemos apostado por visibilizar las responsabilidades que cada agente social debe asumir, siendo consecuentes con la capacidad de trabajo que desde esta pequeña entidad tenemos.

Además de actuar a nivel local, compartimos el trabajo en red a nivel provincial, sin olvidarnos del amplio abanico de oportunidades que las redes sociales nos ofrecen y que hemos aprovechado para que esas redes se extiendan a nivel nacional e internacional.

Pero, sobre todo, hemos apostado por seguir reivindicando desde la alegría, la irreverencia y la transgresión como ejes fundamentales a la hora de materializar ese trabajo, para que sirva como transformación y desestigmatización de los diversos movimientos feministas.

Parafraseando uno de los lemas de La Marcha de Las Putas en Latinoamérica y porque, como asegura el Manifiesto de la Marcha de las Putas Ecuador, “frente a la constatación de que ‘puta’ es una palabra que describe múltiples formas de insumisión y autonomía femenina, en particular de insumisión y autonomía sexual; nos asumimos putas”.

EN NUESTRA ALEGRÍA, ESTÁ NUESTRA VENGANZA


MEMORIA 2015Captura3

En el 2015 hemos apostado por deconstruir-construir nuestra habitación propia. 

Nuestras habitaciones propias es donde se juntan-juntaban varias mujeres, era el lugar donde se relacionaban,  hablaban,“conspiraban”. Un lugar seguro y tranquilo donde sabían que ningún hombre iba a entrar ni desautorizar. En la cocina se realizaban rituales, reconocíamos a nuestras iguales y su sabiduría y era el lugar donde nuestras madres-tías-abuelas hacían lo que en la calle se les prohibía. Bebían, fumaban y se desahogaban sin temor, para sorpresa y confort de las que éramos pequeñas. Nuestra sede (nuestro-vuestro mini-espacio), se ha convertido en una comuna donde diferentes generaciones de mujeres disfrutamos, al menos una vez a la semana, de una habitación propia-compartida donde la complicidad, el reconocimiento y sobre todo las risas forman parte del ritual.

Como dice la consigna; LO ÚNICO QUE NECESITAS PARA HACER UNA REVOLUCIÓN FEMINISTA ES UNA AMIGA.


Captura

MEMORIA 2014

El nacimiento de Kódigo Malva fue un proceso complejo, complicado y de reconstrucción, podemos compararlo con un parto, doloroso y sangriento, pero como él, creador de una nueva vida.

Vino a raíz de una ruptura ideológica y más tarde física con un grupo anterior. La idea inicial fue la sanación de nuestras heridas y de ahí nació un profundo vínculo de hermanamiento libre y abierto.

Y como “Todo tiene un principio y todo tiene un final, y aceptarlo es volver a comenzar”, decidimos “pisar las calles nuevamente” de forma activa y crear un espacio para seguir creciendo, avanzando y luchando por erradicar la desigualdad, pero sobre todo por los derechos de las mujeres ya que nuestra ideología es feminista. Es por ello lo del nombre “Kódigo Malva” “En clave feminista”.