Esta semana con motivo del Día Mundial de la Felicidad Kódigo Malva quiere lanzar un mensaje para reflejar una imagen diferente de las feministas, una imagen con la que nos sintamos más identificadas. Un acto simbólico, que tiene como finalidad darle la vuelta a la visión negativa de las mujeres feministas, ampliamente extendida en nuestra sociedad.

LAS FEMINISTAS SOMOS LO MÁXIMO Y SOMOS FELICES: es sólo una de las cosas que se pueden decir para darle la vuelta a la imagen social de las feministas. Pero hay otras muchas cosas con las que podemos identificarnos para ir creando una imagen desde nosotras.

Y es que el feminismo es un movimiento emancipador. Una vez que te pones las gafas de género empiezas a ver cómo la realidad cotidiana está impregnada de una pátina más o menos gruesa de patriarcado, y empiezas a darte cuenta de muchas cosas que antes no veías y que están en la base de la desigualdad de género. Sin embargo, esto mismo, a la vez es liberador, porque es entonces cuando puedes comenzar a hacerle cortes de manga a esas pequeñas y grandes cotidianidades que te oprimen.
Creemos que lo más importante que nos ha aportado el feminismo en la vida, es la libertad real de actuar y ser como sientes y quieres.

Nos quedamos que esta frase de Coral Herrera Gómez que encabeza nuestro perfil de Facebook:

“La alegría es transformadora y revolucionaria, la tristeza es egocéntrica e individualista. Por eso no nos sirve más que para meternos en agujeros negros de derrotismo y victimización. En cambio la alegría de vivir es contagiosa y puede colectivizarse, y sirve para algo: para juntarse a bailar, a cantar, a organizarse, a construir, a luchar.”