Por el anuncio de la propuesta de la reforma y total supresión de la reforma de la ley del aborto por parte del gobierno ultraconservador polaco, mostramos nuestra solidaridad con las mujeres de Polonia.

Este gobierno, influenciado por la ideología religiosa ha anunciado que pretende legislar, una vez más como parece ser tendencia últimamente en Europa, en los úteros de las mujeres.

Las excusas del “derecho a la vida del no nacido” las conocemos de sobra, pues en el 2014 las españolas nos enfrentábamos a la misma propuesta por parte del gobierno del momento y desde muchos rincones de europa recibimos muestras de apoyo.

Mostramos todo nuestro apoyo y rechazamos las políticas de quienes pretender legislar sobre nuestros cuerpos, nuestra autonomía y nuestra sexualidad,  condenándonos, a las mujeres que estamos en situación precaria, a la clandestinidad, la cárcel o la muerte. Pues prohibir el aborto no reduce el número, sino que aumenta el número de mujeres muertas y quienes tengan medios económicos viajarán a otros países.