El 27 de octubre es el día Mundial del Patrimonio Audiovisual según la Unesco y para ello, queremos visibilizar a Francisca Ruano Fernández, nuestra compañera Paqui Ruano.

Paqui nació en Melilla en 1957.

Licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Sevilla y con estudios de posgrado en Archivística. Trabaja en archivos de la administración pública desde hace más de tres décadas.

Pertenece a la generación de profesionales de la archivística que creen que los archivos son espacios abiertos, defensores de la democracia y los derechos humanos, ya que son garantes de los derechos de acceso a la información, a la educación y a la cultura, sin los cuales no se puede hablar de democracia en sentido pleno. Además, los archivos son fundamentales para hacer efectivo el derecho a la verdad.

Considera que el patrimonio cumple su función social cuando se comparte y difunde, y que es desde lo público desde donde realmente se puede realizar esta labor con mayor transparencia y generosidad. Tener la suerte de trabajar durante tantos años en archivos municipales le ha permitido dedicar parte de su labor profesional a desarrollar programas de difusión del patrimonio, mediante exposiciones, jornadas, publicaciones de trabajos en papel o internet, colaboraciones con asociaciones, etc., pero son los programas dedicados a primaria y secundaria los que considera esenciales y no ha abandonado desde 1986.

Trabajar con las personas más jóvenes le ha demostrado la capacidad que tienen los documentos de ofrecer múltiples miradas y de hacer reflexionar sobre el hoy desde el ayer, la ciudad, el medio ambiente, la participación, la desigualdad social y de género, la violencia, los juegos, los valores, etc. Toda esta experiencia ha ahondado en sus convicciones de que formamos parte de una comunidad que debe avanzar en el respeto, la tolerancia, la igualdad y la diversidad y que sobre éstos debemos construir nuestra propia historia individual y colectiva.

A lo largo de su vida personal y profesional ha podido constatar cómo el papel de las mujeres, en sus múltiples facetas, ha sido relegado en la sociedad. Numerosos son los documentos históricos que así lo demuestran, bien mostrando su papel secundario, bien desdibujando su relevancia por la falta de los mismos.

Paqui cuenta que no podría entenderse a sí misma sin lo que le han enseñado y enseñan los movimientos sociales y culturales donde ha participado y participa, sin el trabajo en equipo y sin la suerte de haber conocido a tantas personas buenas a lo largo de su vida, que han colaborado a construir su ética profesional y personal.

Paqui cita a  Rosa Regás, “… dejar de ser obedientes criaturas al servicio de la rutina y la costumbre para que podamos convertirnos definitivamente en criaturas de la imaginación.”

En distintas páginas web, como la del Ayuntamiento de Puerto Real (archivo municpal) e historias de dignidad se pueden consultar estos trabajos.