Ayer, día 27 de septiembre, tuvo lugar el I Encuentro de Asociaciones de Mujeres de la Provincia de Cádiz “Creciendo Juntas” en el Puerto de Santa María, organizado por el Instituto Andaluz de la Mujer y el Servicio de Igualdad y Bienestar Social de la Diputación Provincial de Cádiz.

Dicho encuentro que, recalcamos, es el primero que se realiza, congregó a mujeres de cada rincón de Cádiz, de cada asociación de mujeres, incluso del pueblo más lejano. Fue una experiencia alentadora ver como tantas mujeres habían llegado desde tan lejos y tan temprano, algunas con sus propios medios y otras en autobuses organizados.

El salón de actos del Monasterio de San Miguel se abarrotó de mujeres que venían, como es el caso de Kódigo Malva, a compartir saberes con otras asociaciones y a participar en diversos talleres preparados para la ocasión, como es el caso de “Nuevas Medidas para la Erradicación de la Violencia de Género”, “Alcanzando el gozo de vivir”, y “Empoderadas y Enredadas somos más felices”.

Pero poco tiempo quedó para ese “Encuentro”, cuando, además de empezar con cerca de una hora de retraso, se dedica más de una hora a la presentación del acto por parte de las autoridades. Nadie se quiso perder la oportunidad de dedicar unas palabras a las maravillosas mujeres y, sobre todo, a señalar una y otra y otra vez que hoy se votará en el Congreso de los Diputados el Pacto Estatal contra la Violencia de Género. Pacto que reúne infinidad de aspectos positivos y avanzados pero que, recordemos, nace sin dotación presupuestaria, no es vinculante (es decir, se puede llevar a cabo, o no), además de contar con la principal crítica de no haber contemplado la participación en el borrador de asociaciones señeras en el trabajo con víctimas de violencia de género.

mesa llena de gente

Baste señalar que, para que todos y todas las autoridades pudieran decir su aportación, tuvieron hasta que levantarse de la mesa inaugural algunos miembros para dejar paso a otros. Allí estuvieron el alcalde de El Puerto de Santa María, David de la Encina, la directora del IAM, Elena Ruiz, la coordinadora provincial del IAM Josefa Moreno, la diputada provincial Isabel Moya, e incluso el delegado de gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Juan Luis Belizón (impagable su aportación a la Igualdad al comentar que en su casa él es el que usa la máquina de coser y coge los bajos a sus hijos/as).

Tras el desfile poco tiempo quedó para las actividades programadas, entre ellas la exposición detallada del citado Pacto contra la Violencia de Género, a toda prisa y sin ronda de preguntas, y los talleres.

Tenemos que agradecer el enorme esfuerzo de las ponentes de los talleres por adaptarse al horario restante y por su aportación, en concreto a Ana Magallanes, por su sintesis y claridad expositiva a la hora de mostrarnos su trabajo en colegios donde trabaja ya no la prevención de la Violencia de Género, sino la erradicación del Machismo desde la raíz. Nos quedamos con ganas de compartir y discutir más tanto con ella como con las compañeras que asistieron a su taller.

Ana Magallanes

Nos queda, pues, una sensación agridulce. Por un lado la constatación del enorme potencial que tiene el asociacionismo de mujeres en la provincia de Cádiz, su iniciativa y su capacidad de movilización, pero por otro la sensación de que nos habían invitado a otro tipo de acto, que distaba mucho a ser un Encuentro. ¿Un mitin, quizás?