Kódigo Malva con la Revolución de los Saris Rosas.

En la región de Uttar Pradesh conocemos a Sampat Pal, una mujer dedicada en cuerpo y alma a defender a “las intocables”, mujeres de la casta más baja de la India. Sabedora de que levantar una sola voz no es suficiente, hace ya años que creó y lidera el grupo de “Los Saris Rosas”, mujeres que se pasean en grupo, todas vestidas del llamativo color en una tierra en la que predominan los marrones y grises (tonos tan apagados como las vidas de estas mujeres), orgullosas de haber dado un paso al frente y haberse encarado a sus familias, maridos y vecinos para poder tener una vida propia.

La unión hace la fuerza, y se palpa al ver el apoyo incondicional de todas ellas hacia las nuevas niñas y mujeres que necesitan de su ayuda. Juntas son respetadas, y poco a poco se han hecho un huevo en una sociedad en la que, hasta ahora, las mujeres no tenían ni voz ni voto.

Nos unimos a la voz del documental de Kim Loginotto, Pink Saris, para compartir un canto a la libertad de expresión, al derecho a escoger nuestras propias vidas, a la necesidad de evolucionar como seres humanos. Y, en concreto, a que las mujeres de la India salgan de la represión que, por años y años de tradición machista, las han tenido apartadas, sin posibilidad de alzar sus voces y hacerse valer por sí mismas.

Desde nuestro protector mundo, damos las gracias a movimientos como éste, que nos hacen reflexionar sobre nuestra autodefensa, son modelos para nosotras y esperamos que algún día nos contaminen con esa fuerza.

Esta acción en principio fue pensada como de solidaridad para con ellas. Hoy es una acción de aprendizaje.

Gracias de nuevo a Sampat Pal y a todo el movimiento que lidera.