Con motivo del día Internacional de la Aviación Civil Kódigo Malva os acerca a una excelente aviadora que fue la primera mujer que realizó la travesía en solitario del Atlántico (1932), y la primera persona en realizar una vuelo exótico entre  la isla de Hawai y el territorio continental de Estados Unidos (1935)

Fue convertida en un ídolo nacional y en portavoz del feminismo, su misteriosa desaparición en 1937, cuando estaba a punto de completar la vuelta al mundo por la línea del ecuador; dio lugar a múltiples especulaciones y contribuyó a magnificar su leyenda.

AmeliaEarhartDe niña, Amelia Earhart tenía como pasatiempo reunir recortes de periódicos de mujeres famosas que sobresalían en actividades tradicionalmente protagonizadas por hombres.Estudió en la Universidad de Harvard.Durante la Primera Guerra Mundial realizó voluntariado como  enfermera en un hospital de campaña donde atendió a los pilotos heridos en combate. También aprovechó la ocasión para visitar un campo del Cuerpo Aéreo Real y fue allí donde terminó picada por el gusanillo de la aviación. Sus primeras clases de aviación las obtuvo de la instructora Neta Snook, otra piloto pionera.

Amelia Earhart saltó a la fama cuando, en  junio de 1928, se convirtió en la primera mujer en realizar como pasajera la travesía del Atlántico, pero en ese mismo año realizó varios vuelos en solitario a través de Estados Unidos.

Enmayo de 1932 realizó en solitario la travesía del Atlántico. Fue la primera mujer en completar sin acompañantes este peligroso viaje; estableció además una nueva marca de velocidad, al alcanzar Irlanda en apenas trece horas y cincuenta minutos. Earhart fue galardonada por el Congreso de Estados Unidos con la Cruz Distinguida de Vuelo, la primera otorgada a una mujer. En los meses siguientes realizó diversos vuelos de costa a costa de Estados Unidos, como el que la llevó de Los Ángeles (California) a Newark (Nueva Jersey). Su celebridad le permitió promover el uso comercial de la aviación y defender, desde una postura feminista, la incorporación de las mujeres a este nuevo campo profesional.

En enero de 1935 llevó a cabo en solitario la travesía entre Honolulú (Hawai) y Oakland (California), recorriendo una distancia superior a la existente entre Estados Unidos y Europa. Fue la primera persona en completar con éxito este difícil viaje sobre aguas del Pacífico; los anteriores intentos habían concluido en desastre. A fines de ese mismo año estableció un nuevo récord de velocidad, volando sin escalas entre Ciudad de México y Nueva York en algo más de catorce horas.

En 1937, Amelia Earhart anunció que intentaría dar la vuelta al mundo utilizando una ruta distinta a la habitual en estas travesías. En efecto, los viajes en avión alrededor del mundo se habían desarrollado, hasta entonces, en cortas etapas a través de los cielos del hemisferio norte. Tras haber completado 33.000 kilómetros en treinta días, más de los dos tercios de la travesía, su avión desapareció en medio de un temporal el 2 de julio, cuando realizaba la penúltima etapa del viaje. La desaparición del Electra fue motivo de numerosas y a menudo fantásticas especulaciones, pero hasta hoy día se desconocen las circunstancias del accidente y el lugar exacto donde se produjo.