Con motivo del día internacional del libro y de la lengua inglesa y haciendo referencia al Club del libro “Kódigo Virginia” que viene celebrando mensualmente, quiere homenajear a una escritora que fue y sigue siendo un icono en el pensamiento feminista.

Adeline Virginia Stephen fue novelista, ensayista, escritora de cartas, editora, cuentista británica, y por encima de todo feminista, considerada una de las más destacadas figuras del modernismo literario del siglo XX.

woolf_9228-L0x0
Virginia Woolf fue una figura significativa en la sociedad literaria de Londres. Sus obras más famosas incluyen las novelas La señora Dalloway (1925), Al faro (1927), Orlando: una biografía (1928), Las olas (1931), y su largo ensayo Una habitación propia (1929), con su famosa sentencia: «Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si va a escribir ficción».

Fue redescubierta durante la década de 1970, gracias a este ensayo, uno de los textos más citados del movimiento feminista, que expone las dificultades de las mujeres para consagrarse a la escritura en un mundo dominado por los hombres. Algunas de las recomendaciones que hace en esta obra, trascendieron de la literatura para adentrarse en puntos clave del feminismo actual: la invisibilidad de la mujer y su papel reproductivo y doméstico, la dificultad para acceder a la universidad, la segregación por sexo en la educación, las cargas familiares o los estereotipos en la novela. «Durante todos estos siglos, las mujeres han servido de espejos dotados del mágico y delicioso poder de reflejar la figura del hombre al doble de su tamaño».

Ya ha pasado a la historia una de sus citas más célebres: “Les dije suavemente que bebieran vino y que tuvieran una habitación propia”. Una frase que hoy en día sigue vigente: busca tu mundo, tu espacio, tu independencia como mujer.