Clare fue una pionera como periodista y reportera de guerra que falleció en Hong Kong el pasado 10 de enero a los 105 años de edad, y que no solo cubrió casi todos los conflictos mundiales del siglo XX, sino que tiene el honor de ser la primera reportera que anunció el inicio de la II Guerra Mundial, la que se conoce como “primicia del siglo”.

Clare tenía tan sólo 27 años cuando consiguió su primer trabajo importante como reportera para el Daily Telegraph, que la envió a Polonia a cubrir la creciente tensión entre la Alemania Nazi y los países colindantes. Fue en la frontera cuando, conduciendo un coche que le había prestado un diplomático británico, observó como el clarehollingworth3viento levantaba las lonas de camuflaje de decenas de tanques alemanes apostados a la espera. Tres días más tarde, desde Katowice, llamaba a la embajada británica en Varsovia para dar la noticia del inicio de la guerra y, ante la incredulidad de los que la escuchaban, sacó el teléfono por la ventana para que percibieran el sonido de los aviones y los tanques en movimiento.

Con un inicio de carrera tan fulgurante, Clare decidió que lo suyo sería el periodismo de guerra. De ésta manera cubrió, entre otros conflictos, la guerra de Argelia, Palestina, Vietnam, Oriente Próximo y la revolución cultural China.

Desde 1980 ostentó la corresponsalía de Sudeste Asiático desde Hong Kong para el Telegraph. Fue en ésta ciudad donde terminó asentando su vida, y donde conservó hasta su muerte una mesa en el Club de Corresponsales Extranjeros, el cual visitaba asiduamente.

Clare no sólo fue una pionera en el periodismo de guerra, sino que sirvió de inspiración para miles de reporteras y reporteros por su estilo en el que, como el editor del Daily Telegraph señalaba “se combinaba la profesional determinación por indagar en las noticias del mundo, con una compasión por el sufrimiento de la humanidad”.

Ésta semana en Kódigo Malva nos quedamos con la fascinante historia de los 105 años de vida de Clare Hollingworth, periodista qué entregó su extensa vida a cubrir los más importantes y cruentos conflictos del siglo XX para que siempre tuviéramos información de primera mano sobre lo que en esos lugares sucedía.